Las quejas ciudadanas por el deterioro y el desabastecimiento en los hospitales e incluso en las boticas populares están a la luz del día, según autoridades sanitarias de la pasada gestión. 

SANTO DOMINGO.- En los últimos 2 años el Gobierno obtuvo importantes logros en materia de salud frente a la pandemia del COVID-19, pero la falta de insumos e infraestructuras hospitalarias son parte de los desafíos pendientes de esta gestión, según distintas opiniones recopiladas por Noticias SIN.

Cuando para muchos países era difícil el acceso a las vacunas contra el Coronavirus, el Gobierno del presidente Abinader logró concretizar gestiones para adquirir los primeros lotes de dosis inmunizadoras.

Desde que inicio la jornada de inoculación durante la gestión de Abinader, quien asumió la Presidencia cuando se registraba un acumulado de 86 mil 737casos, a la fecha se han administrado unos 15.9 millones de dosis.

El remozamiento de infraestructuras hospitalarias y equipamiento es otro de los avances que exhibe el gobierno, de acuerdo con el Servicio Nacional de Salud, al señalar que en los dos años de gestión se han invertido más de 5 mil millones de pesos para tales fines.

Otro aspecto considerado positivo es la afiliación de dos nuevos millones de personas al seguro SeNaSa, así como el reciente aumento de las coberturas de los gastos médicos catastróficos de uno a dos millones de pesos por cada uno de los eventos cubiertos en el Plan Básico de Salud.

Mientras que las deficiencias del Sistema Nacional de Emergencias 911 sobre todo por la tardanza en las atenciones, así como y la escasez de los medicamentos de alto costo, son parte de los desaciertos del gobierno, según gremios sanitarios.

Las quejas ciudadanas por el deterioro y el desabastecimiento en los hospitales e incluso en las boticas populares están a la luz del día, según autoridades sanitarias de la pasada gestión.

De acuerdo con el Colegio Médico el sector salud debería de recibir de entre 400 a 500 mil millones de pesos del Producto Interno Bruto para mejorar la calidad del sistema sanitario.