SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Familiares del recluso fallecido José Luis Montás (El Duro Motors) aseguraron que a su pariente lo envenenaron en la cárcel de La Victoria, donde cumplía una condena de 30 años por su implicación en el Caso Paya.

Ante esta afirmación los parientes de El Duro Motors demandan una investigación de todas las personas que estuvieron en contacto con el hoy occiso en el referido reciento carcelario.

Luego de una reunión de la comisión que investiga el caso, donde participaron los fiscales del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, y de  la provincia Santo Domingo, Perfecto Acosta, así como el director de Prisiones, Manuel de Jesús Pérez Sánchez; la madre del fallecido dice estar convencida de que su hijo fue envenenado.

Esta opinión de los parientes de El Duro Motors sorprendió a las autoridades, ya que esa hipótesis nunca se ha manejado en la investigación.

Más temprano, la comisión investigadora interrogó al director del Hospital Francisco Moscoso Puello, Roberto Lafontaine, y a los médicos que atendieron a recluso al momento de su internamiento.

El fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, explicó que compararan las informaciones recabadas en la investigación.

Habrá que esperar para tener los resultados de la autopsia practicada al cadáver del Duro Motors y será la próxima semana cuando la comisión investigadora realice una visita a La Victoria para continuar con las pesquisas