SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los familiares y amigos de una de las víctimas del accidente en Verón-Higüey, lamentaron  que por la imprudencia de un conductor, hayan perdido un ser querido al que calificaron de ejemplar.

Querer mejorar su calidad de vida motivó a Liz Ángela Torres Báez de 44 años y a su esposo,  a radicarse en Higüey.

http://youtu.be/yuvcYFSwsq8

El mayor sufrimiento de esta familia es ver crecer a los dos hijos de la víctima de  12 y 10 años sin su progenitora.

Varios de sus compañeros de trabajo en la cadena Dreams Palm Beach, no quisieron verla en el ataúd, su jefa recuerda la última llamada que le hizo antes de salir del hotel

El autobús que trasportaba 45 pasajeros impactó contra una volqueta que estaba averiada y estacionada sin ningún tipo de señalización en el kilómetro 16 de la carretera de Verón, Higüey y que cobró la vida de ocho personas.

Al menos 25 heridos fueron trasladados a las clínicas doctor Virgilio Cedeño y el Grupo Médico Libertad, quienes se encuentran estables, incluyendo el chofer del autobús, Rafael Hubiera, según los galenos que le asistieron

En las labores de rescate participaron agentes de la policía, AMET, Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos y Obras Públicas estuvieron restableciendo el tránsito donde ocurrió el hecho.

Los familiares de la fallecida pidieron a Dios fortaleza para darle el último adiós este sábado en el cementerio Cristo Salvador y ayudar a los hijos que a su corta edad no entienden porque su madre se fue a destiempo