Roque Fernández Rosario funge como vocero de los afectados e insiste que ya comenzó el proceso para retirar sus supuestos fondos millonarios del Banco de Reservas.

SANTO DOMINGO.- Tras la orden de arresto emitida este martes contra Johnny Portorreal y otras tres personas por presunto fraude contra la denominada familia Rosario, a quien prometieron gestionar una supuesta herencia millonaria, algunos de los afectados aún consideran que el abogado y sus cómplices actuaron en contubernio con autoridades para quedarse con los hipotéticos bienes millonarios.

Aún con la ilusión de tener en bancos suizos una supuesta herencia millonaria, algunos de los integrantes de la familia Rosario afirman que Johnny Portorreal, quien fungía como su abogado, los defraudó, pero no por las razones que lo acusa la fiscalía.

Roque Fernández Rosario funge como vocero de los afectados e insiste que ya comenzó el proceso para retirar sus supuestos fondos millonarios del Banco de Reservas.

La fiscalía del Distrito Nacional allanó este martes la oficina de Portorreal e informó que fue emitida la orden de arresto en su contra por las querellas presentadas por unos 280 integrantes de la familia Rosario, a quienes cobró entre 15 mil y 24 pesos a cada uno a cambio de gestionar la hipotética herencia de 13 mil millones de euros en bancos europeos.

Además de Portorreal, el Ministerio Público incluye a los abogados Miguel de Oleo Montero, Hilario Amparo y Miguelina Gómez.

La orden de captura llega aproximadamente ocho meses después de que la Fiscalía del Distrito Nacional entrevistó a quienes se sintieron estafadas por Portorreal y sus asociados.

El Ministerio Público adelantó que una vez que logre los arrestos, solicitará prisión pre-venta y declarar el caso complejo.

Ahora habrá que esperar la captura de los togados para que el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional inicie el conocimiento de la medida cautelar contra los imputados.