En la nota de defunción se explica que había sufrido de muerte encefálica, falla multiorgánica y tromboembolismo pulmonar, entre otras situaciones.

Por Oliver Balbuena

SANTO DOMINGO.- Familiares de la sargento mayor de la Policía, Yania Sánchez, fallecida luego de realizarse una cirugía estética, piden la intervención por parte de las autoridades para esclarecer la muerte de su pariente la cual deja a una niña de 14 años y un varón de 15 en la orfandad.

Un mal procedimiento estético es lo que familiares de Sánchez aseguran acabó con su vida. La mujer de 40 años, fue intervenida por el cirujano plástico Alejandro Mora en el Centro Médico Monumental, ubicado en el Distrito Nacional.

Según denuncian parientes, al percatarse de la muerte de Yania, quien sufría de prediabetes, hipertensión y asma, el personal de la clínica intentó modificar las causas de muerte.

En la nota de defunción se explica que había sufrido de muerte encefálica, falla multiorgánica y tromboembolismo pulmonar, entre otras situaciones.

La familia dijo que Sánchez nunca salió de cirugía y en vez fue trasladada a cuidados intensivos en el mismo centro, que estuvo cerrado en abril de este año por el Ministerio de Salud Pública debido a problemas de habilitación y acreditación; además de varias denuncias de muertes de pacientes en medio de procesos quirúrgicos.

Hicieron un llamado a las autoridades para esclarecer esta situación.

Sánchez había pagado 340 mil pesos por el procedimiento. Su cadáver fue trasladado al Instituto Nacional de Patología Forense; será enterrada en el Cementerio Jardín Memorial. 

Familiares de la fallecida aseguraron que procederán de forma legal contra la clínica y el doctor que estuvo a cargo de estos procedimientos estéticos.