Los que vivían en la primera planta alertaron a los demás inquilinos de las importantes grietas que presentaban las columnas, lo que les permitió salir justo antes de que se desploma.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- El derrumbe de una vivienda de tres pisos, ubicada a orillas de la cañada del sector Los Ríos, dejó sin hogar a cuatro familias, quienes lograron abandonar la edificación justo antes de que se desplomara por completo.

Entre los escombros los damnificados intentan recuperar algunas de sus pertenencias tras quedarse a la intemperie desde la noche de este lunes, cuando ocurrió el derrumbe.

"Los trastes ya se perdieron toditos. No salvaron na, yo estuve salvando alguito de ropa, pero no pudieron sacar na ellos."

Los que vivían en la primera planta alertaron a los demás inquilinos de las importantes grietas que presentaban las columnas, lo que les permitió salir justo antes de que se desplomara.

"Inmediatamente vieron la grieta, nos avisaron y tratamos de salir y en el momento que se desplomó ya estábamos fuera, o sea que no hubo pérdidas humanas".

Al indicar que las dos primeras plantas de la edificación fueron levantadas hace mas de 15 años, los afectados aseguran que el detonante de las grietas fue la construcción de una tercer piso, hace poco mas de un año, sumado a las lluvias de los últimos días que aumentaron la crecida de la cañada.

"Lo que yo se es que la segunda y la tercera no tenían problema, eso vino de abajo de la columna, parece por el peso de la tercera."

"Hace una semana que empezó la lluvia y pudimos ver frente al muro de la cañada, cómo empezó a hacer un remolino e hizo un hoyo debajo de la casa, que pudo debilitar la base de la casa."

Los damnificados se refugiaron donde vecinos y familiares momentáneamente, sin embargo solicitan ayuda de las autoridades a fin de ser reubicados y adquirir los enseres básicos del hogar.

"Hacia donde vamos, donde nos den alojo, donde nos quieran ayudar porque no tenemos nada".

Aunque por el momento las viviendas de alrededor no se muestran agrietadas en sus paredes y columnas, sus residentes temen con la crecida de la cañada, también puedan ser víctimas de otro derrumbe.

De acuerdo con los vecinos, al lugar se presentó una comisión de la Defensa Civil y la alcaldía del Distrito para iniciar el levantamiento y reporte de los daños.

Los residentes se mantienen a la espera de que los ingenieros encargados del remozamiento de la cañada de Los Ríos envíen la retroexcavadora a fin de retirar los escombros y rehabilitar su cauce.