Panorama en las afueras de la catedral de Puerto Plata.

PUERTO PLATA, República Dominicana.- Por tres horas cerca de 200 familias ocuparon la Catedral San Felipe Apóstol, en Puerto Plata en reclamo de que las autoridades los reubiquen.

Las familias fueron desalojadas de unos terrenos en el barrio Kosovo de Cofresí.

Los manifestantes llegaron de madrugada  con niños en manos, señalando que no aguantan más esta situación que están viviendo según ellos desde hace tres meses.

Las familias representadas por  Pablo Castillo, Mario Almonte y José Polanco irrumpieron la misa que ofrecía el padre Martín Lantigua exigiendo sus reclamos.

Según nuestro colaborador Hugo Gómez, al lugar se presentó el gobernador de Puerto Plata Iván Rivera, quien prometió reubicarlo en unos terrenos del CEA en el municipio de Imbert a partir del lunes.

La catedral está militarizada para impedir que los manifestantes vuelvan a ocupar las instalaciones religiosas.

Las familias volvieron a una plaza en construcción frente a los hoteles de Cofresí.