Al recordar sus obras y proyectos en favor de los jóvenes y niños más desposeídos, los salesianos  llamaron al gobierno a mantener las ayudas sociales a los desamparados que deambulan en las calles.

Por: Gabriela Andujar

SANTO DOMINGO.- Con un funeral sencillo, como él lo pidió, la iglesia Católica y sus feligreses velaron este jueves en la parroquia San Juan Bosco los restos del padre Luis Rosario, cuya labor con la niñez y juventud es recordada por varias generaciones de dominicanos.

Pasadas las 10 de la mañana iniciaron los actos fúnebres en memoria del padre Luis Rosario. Al recordar sus obras y proyectos en favor de los jóvenes y niños más desposeídos, los salesianos  llamaron al gobierno a mantener las ayudas sociales a los desamparados que deambulan en las calles.

Al indicar que desde la Casa de la Juventud, darán seguimiento a los trabajos del padre Rosario, miembros de la pastoral juvenil pidieron a los legisladores que debaten el Código Penal, mantengan el respeto a la vida y a la familia, en memoria del párroco.

Abanderado de la sencillez mientras vida tuvo, el cuerpo del coordinador de la Pastoral Juvenil, fue velado en un ataúd poco lujoso, acompañado de no más de dos coronas de flores.

El padre Rosario, en su carta también pidió que el coro de la homilía esté formado por muchachos de la calle aunque desafinen y así fue, antes de trasladar sus restos al cementerio Cristo Redentor, Jonseph un joven rescatado, quien desde los 4 años fue acogido por la Casa de Juventud, entonó la última canción de cuerpo presente.

La carta:

El padre dejó una carta especificando como quería su funeral y sepelio.