Feligreses de una de las iglesias que dirigía el ex párroco Elvis Taveras, aseguran que no dejarán de enviar a sus hijos y nietos a la iglesia, por considerar que se trató de un error de humanos.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Feligreses de una de las iglesias que dirigía el ex párroco Elvis Taveras, aseguran que no dejarán de enviar a sus hijos y nietos a la iglesia, por considerar que se trató de un error de humanos.

Según Celia Rosario, residente en el sector El Tamarindo de Santo Domingo Este dice no permitirá que lo sucedido afecte la fe de sus tres hijos, que desde hace años asisten a la parroquia Nuestra Señora de Fátima del referido sector.

Asismimo, Wander Rosario, quien fuera monaguillo en 2014 asegura que nunca vio una conducta anormal por parte de Taveras Durán.

Elvis Taveras llevaba alrededor de tres años oficiando la misa de los domingos a las 8 de la mañana en la parroquia Nuestra Señora de Fatima del sector El Tamarindo.

Así como tras la tragedia las puertas de la parroquia Santa Cecilia y la casa curial están cerradas, también las de las viviendas de los alrededores cuyos residentes rehúsan referirse al tema.