La Habana.- La Feria Internacional del Libro cerró sus puertas en La Habana este domingo en la fortaleza colonial de San Carlos de la Cabaña, tras recibir la visita de más de 360,000 personas y vender 700,000 ejemplares, informaron sus organizadores.

Esta 20 edición de la Feria estaba dedicada a los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), al bicentenario de la independencia de América Latina y el Caribe y a los escritores cubanos Jaime Sarusky y Fernando Martínez Heredia.

La presidenta del Instituto Cubano del Libro, Zuleica Romay, resaltó en la clausura de la cita editorial el programa "amplio y diverso" de unas 800 actividades literarias, académicas, culturales y artísticas desarrolladas desde su comienzo el pasado día 11.

También resaltó que este año la feria creció respecto a 2010 con 158 expositores de 27 países.

Más de 200 invitados de 40 países, entre ministros de Cultura, escritores, artistas y figuras como la guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, y el teólogo brasileño Frei Betto, asistieron a sus actos