Para hacer frente a la situación el país a recibido apoyo económico y técnico de Estados Unidos mediante entidades como la FAO y del ICA y también de Oirsa.

Por Sandy Cuevas 

SANTO DOMINGO.- La presencia de la peste africana porcina fue confirmada en 11 de las 32 provincias del país, por lo que las autoridades agropecuarias se preparan para la matanza masiva de especímenes afectados en esas demarcaciones.

El Ministerio de Agricultura garantizó que el gobierno pagará a los porcicultores, a precio de mercado, cada cerdo sacrificado.

Las autoridades insisten que el consumo de carne de cerdo no represente ningún peligro para la salud.

Para detener la propagación del brote, las autoridades de Agricultura establecerán cordones sanitarios similares a los que ya funcionan desde el fin de semana en Sánchez Ramírez.

El cordón sanitario incluye cuarentena en las fincas afectadas, puestos militares en las carreteras para impedir el trasiego de cerdos vivos o muertos y para higienizar todos los vehículos que se movilicen entre esas demarcaciones.

Las provincias afectadas: Montecristi, Sánchez Ramírez, Santiago, Hermanas Mirabal, La Vega, Distrito Nacional, San Juan, Elías Piña.

El Banco Agrícola garantizó que todos los productores afectados recibirán, a precio de mercado, una compensación de sus animales que salgan positivos al virus y deban ser sacrificados.

Ante el temor surgido por la confirmación del brote, algunos carniceros reportan la caída de sus ventas:

El Ministerio de Agricultura aseguró que la peste africana porcina no afecta la salud de la población, además dijo que en conjunto con los organismos de prevención desplazaron varios equipos técnicos para a los lugares afectados para enfrentar la situación.