SAN CRISTÓBAL, República Dominicana.- Las autoridades penitenciarias por fin acataron la orden del Tribunal de Ejecución de la Pena y pusieron a la reclusa Sobeida Félix Morel en un pabellón común con las demás internas en la cárcel de Najayo Mujeres, en San Cristóbal.

La medida se produce luego de más de un año de reclamado su abogado Félix Portes y de varios procesos a favor de la reclusa.

La jueza Giselle Soto ordenó, en por lo menos en cuatro ocasiones el traslado de la rea de una celda de aislamiento a una común para que pudiera usar las cabinas telefónicas y que no esté vigilada al momento de hacer las llamadas, pero la orden no era acatada por las autoridades alegando de que era por asuntos de seguridad que mantenía a la interna aislada.

Luego de más de cinco meses en desacato y la acumulación del astreinte de 10 mil pesos diarios, superando más del 1.5 millones de peso, y finalmente después de la denuncia que interpusiera su abogado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el requerimiento que hiciera esa entidad al Presidente solicitando las razones del desacato y la demanda en liquidación de astreinte fue obedecida la de orden del tribunal.

Sobeida Félix Morel fue declarada culpable por lavado de activos por su implicación en la red que dirigía el capo boricua José David Figueroa Agosto y se le impuso una condena de cinco años de cárcel más el pago de cincuenta salarios mínimos.

Se recuerda que Félix Morel llegó a un acuerdo de cooperación con el Ministerio Público declarándose culpable de los hechos que se le imputaban