Manifestó que la medida pone en entredicho la Constitución de la República Dominicana que consagra en su artículo 61 que “toda persona tiene derecho a la salud integral” y ordena al Estado velar por la protección de la salud de todos los habitantes.

SANTO DOMINGO.- El llamado a paro a los servicios de salud que prestan a los afiliados de una reconocida ARS del país por parte del Colegio Médico Dominicano (CMD) y el Consejo de las Sociedades Médicas Especializadas (CSME), ha despertado la preocupación de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus).

Manifestó que la medida pone en entredicho la Constitución de la República Dominicana que consagra en su artículo 61 que “toda persona tiene derecho a la salud integral” y ordena al Estado velar por la protección de la salud de todos los habitantes.

“Dentro de esa normativa se destacan la Ley Núm. 42-01, Ley General de Salud; la Ley Núm. 87-01, del Sistema Dominicano de Seguridad Social; al igual que los reglamentos, resoluciones, normas y circulares emitidos por los órganos que conforman el Sistema Dominicano de la Seguridad Social”.

La entidad indicó que esas leyes ordenan a las ARS garantizar que la gestión de la salud sea eficiente y de calidad, mediante la correcta administración y supervisión de la red de prestadoras de servicios de salud, coordinadas por a la Superintendencia de Salud, en base al artículo 172 de la Ley 87-01.

Agregó que la Ley 87-01 ha establecido asimismo un conjunto de principios rectores y mecanismos que buscan garantizar que las diferencias que puedan generarse entre los distintos actores sean dirimidos en el CNSS y Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, para que la resolución de dichos conflictos se haga de manera eficiente y evitando que en esos procesos no resulten afectados los afiliados.

“El llamado a paro que han planteado el CMD y la CSME se realiza en el marco de los graves efectos de la pandemia por COVID-19 que afecta al país, y contra poner con los esfuerzos e iniciativas en marcha desde el Estado y la sociedad para alcanzar una pronta recuperación de la crisis sanitaria y económica presente”, afirmó.

FINJUS reiteró el llamado a la sensatez y la cordura para realizar los diálogos que sean necesarios en busca de una soluciones racionales y factibles, y exhorta a las asociaciones médicas  convocantes a dejar sin efecto el paro anunciado.