Esta medida fue tildada de “coherente y cónsona con el interés y la voluntad expresada en los últimos tiempos"

SANTO DOMINGO.-La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), valoró positivamente el decreto 361-21 que actualiza los requisitos para optar por direcciones y subdirecciones en las Fuerzas Armadas.

Esta medida fue tildada de coherente y cónsona con el interés y la voluntad expresada en los últimos tiempos para reforzar las condiciones de idoneidad, profesionalización, eficiencia y transparencia en los puestos ejecutivos superiores de los estamentos militares y policiales”.

En un comunicado firmado por su vicepresidente, Servio Tulio Castaños, la consolidación de la cultura de profesionalización, trasparencia e integridad en los organismos castrenses, policiales y de seguridad “es uno de los requisitos más importantes en el fortalecimiento de la sociedad dominicana, de cara a la vigencia de la cultura democrática y el fomento de relaciones de confianza entre el Estado, las instituciones sociales y la ciudadanía en sentido general”.

A continuación el documento íntegro:

 

El Poder Ejecutivo ha emitido el decreto 361-21 que refuerza y actualiza las condiciones que deben cumplir los miembros de las Fuerzas Armadas, para ser considerados como candidatos a ostentar posiciones de directores o subdirectores en los organismos militares o de inteligencia, así como cualquier otra responsabilidad de similar jerarquía en el seno de los organismos castrenses.

Como es conocido, la capacidad de presentación de los candidatos para ocupar dichas posiciones recae en los comandantes generales de las Fuerzas Armadas, así como de todas las dependencias militares y de inteligencia del Estado, y dichas solicitudes deben dirigirse al Ministro de Defensa para su tramitación correspondiente.

Para tal fin el Poder Ejecutivo ordenó la modificación de los artículos 2, 3 y 4 del decreto 261-16 que, en síntesis, elevan los requisitos exigibles en los criterios de selección en las áreas de antigüedad en el servicio y formación militar y académica.

La medida dispuesta por el Poder Ejecutivo es coherente y cónsona con el interés y la voluntad expresada en los últimos tiempos para reforzar las condiciones de idoneidad, profesionalización, eficiencia y transparencia en los puestos ejecutivos superiores de los estamentos militares y policiales.

FINJUS valora positivamente este paso del Poder Ejecutivo en la dirección de la profesionalización y modernización de las estructuras e instituciones  democráticas, de tal forma que en un proceso se ajusten las estructuras, normativas y procedimientos que les rigen, a los criterios constitucionales que sirven de marco al Estado Democrático y Social de Derecho.

Unos de los ejes trasversales más importantes de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana, No. 139-13, está representada en el aspecto profesional de la carrera militar y del ejercicio de estos organismos en cada una de las delicadas tareas que la Constitución y las leyes le ordenan.

La consolidación de la cultura de profesionalización, trasparencia e integridad en los organismos castrenses, policiales y de seguridad es uno de los requisitos más importantes en el fortalecimiento de la sociedad dominicana, de cara a la vigencia de la cultura democrática y el fomento de relaciones de confianza entre el Estado, las instituciones sociales y la ciudadanía en sentido general.