Mientras que el alcalde del municipio así como la gobernadora de la provincia de Peravia visitaron está mañana a las más de 20 familias afectados y le entregaron raciones de alimentos.

BANÍ.- Las lluvias que dejó a su paso el huracán Fiona provocaron el desborde de la Cañada de la Pava en Nizao, provincia Peravia, dejando más de una veintena de viviendas inundadas y varias familias a la intemperie.

Fue durante la madrugada de este martes cuando los moradores de este sector fueron sorprendidos por el agua de la cañada de la Pava, que entró hasta sus viviendas, dejándoles toda su ropa, comida, muebles y electrodomésticos inundados.

Esta mañana, tras una larga noche sin dormir, entre el lodo, algunos intentan salvar lo poco que les quedó.

En medio del reclamo por el poco apoyo que dijeron haber tenido por parte de las autoridades, y la amenaza de que mas lluvias podrían producirse en las próximas horas, estas personas solicitan a las el arreglo y limpieza urgente de la cañada.

Mientras que el alcalde del municipio así como la gobernadora de la provincia de Peravia visitaron está mañana a las más de 20 familias afectados y le entregaron raciones de alimentos.

Además de demandar el arreglo definitivo de la cañada, estas personas solicitan ayuda volver a comprar los muebles y electrodomésticos que se dañaron producto de la inundación.