Las fiscales Batista Hernández y Reyes Valenzuela establecen que los imputados agredieron a las víctimas, tanto de manera física como verbal.

SANTO DOMINGO.- La Fiscalía del Distrito Nacional depositó ante la Oficina Coordinadora de los Juzgados de la Instrucción la acusación formal contra siete implicados en la agresión ocurrida el pasado 11 de abril en el Canódromo a una comisión encabezada por el defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, así como a miembros de la prensa.

La instancia, presentada por las fiscales del Distrito Minerva Batista Hernández y Santa Matilde Reyes Valenzuela, formaliza la solicitud de apertura a juicio contra Ysabelita de los Santos Pérez, Geraldina de los Santos Peña, Marisol Vargas, Nataniel Javier Javier, Starling Ramírez Sierra, Ronny Recio Rosario y Carlos Oliver Borque Paulino.

Las fiscales Batista Hernández y Reyes Valenzuela establecen que los imputados agredieron a las víctimas, tanto de manera física como verbal, cuando se dirigían al despacho de la generala a cargo del Centro de Retención Vehicular Canódromo, de la Dirección General de Seguridad y Transporte Terrestre (Digesett).

Indican que el Defensor del Pueblo acudió al centro junto a personal de la institución que dirige y representantes de los medios de comunicación para realizar una inspección, motivado por múltiples denuncias interpuestas en sus oficinas.

Detallan que, cuando las víctimas se disponían a entrar a las oficinas de administración del Centro de Retención Vehicular, el imputado Ramírez Sierra le arrebató y destruyó las cámaras de video a un camarógrafo de CDN y un reloj inteligente, además de despojar de su cámara fotográfica a un reportero del Listín diario y al fotógrafo de la Defensoría, a quienes además agredió físicamente.

Luego, agredió físicamente a Pablo Ulloa, golpeándolo en la espalda y empujándolo agresivamente, causándole lesiones físicas curables de uno a diez días, según certificado médico legal.

Explican que, posteriormente, continuaron las agresiones y que el imputado Javier Javier golpeó al secretario general de la Defensoría del Pueblo, provocándole lesiones, así como a una periodista de esa institución.

Asimismo, establecen que De los Santos Peña agredió a la periodista del Listín Diario presente en el lugar y la despojó de su flota perteneciente al periódico, a la cual eliminaron datos que luego fueron recuperados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Posteriormente, la coronel De los Santos Pérez, directora del Canódromo, en la puerta de entrada a las oficinas, acompañada de los acusados Recio Rosario y Borque Paulino, con actitud agresiva, empujaron e impidieron el paso a las víctimas, mientras la encargada vociferaba palabras obscenas y manipulaba un palo de golf amenazando con golpear, intención que no logró por la intervención de un agente policial que se encontraba en el lugar.

La conducta de los imputados Ysabelita de los Santos Pérez, Starling Ramírez Sierra, Ronny Recio Rosario y Carlos Oliver Borque Paulino fue calificada por el Ministerio Público como rebelión y golpes y heridas, que constituyen una violación a los artículos 209, 212, 309 y 234 del Código Penal Dominicano, así como los artículos 3, 4 y 27 de la Ley 19-01, del Defensor del Pueblo.

En tanto que la conducta de Marisol Vargas, Nataniel Javier Javier y Geraldina de los Santos Peña fue tipificada por las fiscales como golpes y heridas, delitos sancionados por el artículo 309 del Código Penal Dominicano. A De los Santos Peña además le imputan la violación de los artículos 5 y 10 de la Ley 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.