El Ministerio Público hizo una solicitud de variación de medida de coerción contra el ex juez Francisco Arias Valera por éste haber incumplido la medida de arresto domiciliario que le fue impuesta, pero por los constantes aplazamientos han impedido su conocimiento.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El procurador general de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, José del Carmen Sepúlveda, y la procuradora fiscal titular del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, coincidieron en señalar que es lamentable que uno de los casos de corrupción más escandalosos en la historia de la justicia dominicana tenga un retroceso injustificado y más aún que pareciera que no hay interés en que el proceso tenga una decisión de fondo.

Debido a los 36 aplazamientos que ha tenido, la Procuraduría de la Corte de Apelación y la Fiscalía del Distrito Nacional cuestionaron que desde el 12 de enero 2016, fecha en que se presentara la acusación, todavía no ha sido posible conocer la audiencia preliminar del caso que se le sigue a los ex jueces Awilda Reyes Beltré y Francisco Arias Valera, acusados de corrupción.

La mayoría de los múltiples aplazamientos han sido provocados por los imputados y otros al menos por cinco inhibiciones presentadas por jueces que alegan tener lazos de amistad y de relación académica con los acusados.

El proceso fue declinado a la jurisdicción de Primera Instancia del Distrito Nacional a raíz de la destitución de la ex jueza Awilda Reyes Beltré, ya que debido a esta circunstancia perdió el privilegio de jurisdicción dispuesto por el Legislador para los que desempeñan funciones de jueces de Primera Instancia.

El Ministerio Público hizo una solicitud de variación de medida de coerción contra el ex juez Francisco Arias Valera por éste haber incumplido la medida de arresto domiciliario que le fue impuesta, pero por los constantes aplazamientos han impedido su conocimiento.