Preso (archivo).

SANTO DOMINGO.- La pena máxima establecida en el país le fue impuesta a solicitud del Ministerio Público, a un hombre que le quitó la vida a un menor de edad de 8 años, mientras asaltaba a un motorista.

La Procuraduría Fiscal de Santo Domingo demostró la responsabilidad penal de Miguel Ángel Valdez Mora, alias Bocito, en la muerte del niño de Ariel Gálvez De La Cruz.

En la audiencia, realizada en el Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo, el Ministerio Público  comprobó que Valdez Mora despojó de una motocicleta al señor  Confesor Reyes Mateo y cuando emprendía la huida realizó los disparos que le segaron la vida al niño que se encontraba sentado en el frente de su casa.

El hecho se produjo el día 13 de septiembre del año 2012 en la calle Martín Lutero del sector de Sabana Perdida en Santo Domingo Norte.

La sentencia a ser cumplida en la penitenciaria Nacional de La Victoria, fue por violación a las disposiciones establecidas en los artículos 265,266,295,304,309,382 y 383 del Código Penal Dominicano, así como los 39 y 40 de la Ley 36 sobre porte y tenencia de armas.