Aprovechando el flujo masivo de comensales y jóvenes ansiosos de recreación, los comerciantes tienen la esperanza puesta en este fin de semana

SANTO DOMINGO.-Tras las dificultades afrontadas por el confinamiento y el toque de queda que golpeó con fuerza el sector de bares y restaurantes,  obligando  a muchos negocios a cerrar sus puertas definitivamente, los propietarios de comercios de la avenida Venezuela  han comenzado a ver luz al final de túnel.

Aprovechando el flujo masivo de comensales y jóvenes ansiosos de recreación, los comerciantes tienen la esperanza puesta en este fin de semana,  cuando el toque de queda iniciará a las 9 de la noche, con dos horas de libre tránsito.

Algunos incluso han comenzado a llamar al personal suspendido para que regrese a sus puestos de trabajo, aunque reconocen que tardarán meses antes de recuperar las pérdidas.

 

El nuevo horario del toque de queda inició el pasado miércoles como parte de la fase dos del plan de flexibilización de las medidas restrictivas contra el Covid.

Los comercios deberán enfrentar el reto de mantener el distanciamiento social de los clientes, evitando las aglomeraciones y los denominados teteos que puedan provocar una nueva ola de contagios de la pandemia.

La tercera fase de la desescalada iniciará a partir del  miércoles 21, con un toque de queda unificado  a las 11 de la noche todos los días, con dos horas de libre tránsito.

A partir de ahí, el Gobierno anunció que iniciará el proceso de reapertura total en las provincias donde se haya vacunado al menos un 70 por ciento de su población con las dos dosis.