A pesar de que las lluvias continuarán con menos intensidad, las autoridades piden a la población en riesgo mantenerse alerta de los boletines.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- El paso de una onda tropical que derramó aguaceros sobre la costa sur y centro del país durante el fin de semana genera miedo en zonas vulnerables del Gran Santo Domingo ante la posibilidad de desbordamientos de cañadas e inundaciones.

Con temor e impotencia, residentes de zonas de riesgo cercadas a ríos y cañadas pasaron el fin de semana en vela mientras los aguaceros amenazaban con inundar sus viviendas.

Quienes residen en la cercanía de la cañada de Los Ríos aseguran que el cierre de una parte del afluente ha causado un caos, debido a que la presión con la cual baja el caudal cuando llueve afecta sus casas.

A pesar de que la onda tropical que generó precipitaciones el fin de semana se aleja del país, La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) asegura que continuarán las lluvias en gran parte del territorio nacional.

El Gran Santo Domingo, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, La Romana, San José de Ocoa, Monte Plata, Monseñor Nouel, Peravia, La Altagracia, Pedernales, Sánchez Ramírez, Azua y Barahona, son las provincias que se mantienen bajos alerta.

En tanto que descontinuaron a María Trinidad Sánchez, El Seibo, Hato Mayor, Samaná y La Vega.

A pesar de que las lluvias continuarán con menos intensidad, las autoridades piden a la población en riesgo mantenerse alerta de los boletines.