SANTO DOMINGO. - La Dirección General de Jubilaciones y Pensiones a Cargo del Estado (DGJP) recordó a los anunciados funcionarios del próximo gobierno que están pensionados en el Estado que deben solicitar la suspensión antes de ser juramentados como nuevos incumbentes.


A través de

una nota de prensa, el director de la institución, German Nova, recordó que es

incompatible estar pensionados y a la vez cobrar como servidor público activo.


En ese

sentido, el funcionario recordó que el párrafo único del artículo 11 de la Ley

379-81 establece que “cuando un pensionado o jubilado vuelva a desempeñar

funciones remuneradas en organismos de la Administración Pública, en

instituciones autónomas o en entidades  

descentralizadas del Estado, dejará de percibir los beneficios de la

pensión o jubilación durante el tiempo en que preste servicios. Sin embargo,

esos beneficios le corresponderán de pleno derecho cuando cese el servicio y el

tiempo de servicio le será computado y servirá para optar por una mejor categoría

en la escala de las pensiones y jubilaciones”.


El director

de la DGJP aclaró que la suspensión de una pensión no es limitativa al caso

anterior, ya que todo jubilado o pensionado tiene derecho a suspender su

pensión en el momento que desee y por el motivo que fuere. La suspensión de una

pensión elimina el derecho al cobro de esta durante el período en que se

encuentre suspendida.


Asimismo,

indicó que se trata de un procedimiento sencillo que se realiza de manera

presencial dos días laborales efectivo después del corte de la nómina de pago

de los jubilados y pensionados.


Nova hizo

la recomendación debido a que se ha enterado a través de los medios de

comunicación y de las redes sociales sobre futuros nombramientos de personas

que en la actualidad disfrutan el beneficio de una pensión del Estado.