El Gobierno dominicano ha tenido que firmar y contratar en esas condiciones para garantizar la provisión de la vacuna contra el COVID-19.

SANTO DOMINGO.- El consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, expresó este martes que el Gobierno firmó el contrato con Pfizer en condiciones de desigualdad para poder garantizar el proceso de vacunas.

También dijo que la farmacéutica Pfizer no ha incumplido el contrato porque es a partir de su aprobación en el Congreso que entra en vigencia.

"Todos los países que no son proveedores han sido suscritos en condiciones de desigualdad", expresó Antoliano Peralta.

Aseguró que es cierto que el Gobierno dominicano ha tenido que firmar y contratar en esas condiciones para garantizar la provisión de la vacuna contra el COVID-19.

"En la República Dominicana se está vacunando distinto a otros países, en donde el proceso de vacunación ha tenido dificultad para arrancar", dijo.

Según el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, se han presupuestado y pagado para todos los tipos de vacunas unos 12 mil 365 millones.

En tanto, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, aseguró que las dosis contratadas no necesariamente las han pagado en su totalidad, sino que han sido garantizadas a través de pagos iniciales.

El Estado dominicano inició las negociaciones con Pfizer a finales del año 2020, cuando su vacuna todavía estaba en desarrollo, proceso durante el cual se acordó celebrar con la farmacéuticas dos contratos: uno preliminar, que establecía los términos generales de contratación, y otro definitivo, a partir del cual se comenzaría a efectuar tanto el pago como la recepción de la vacuna.

Ambos contratos fueron remitidos al Congreso Nacional: el primero, denominado Pliego de Condiciones Vinculantes, fue aprobado mediante la resolución número 9-21, del 29 de enero del 202, y el segundo, denominado Contrato de Fabricación y Suministro, fue aprobado mediante la resolución número 116-21, promulgada por el presidente Luis Abinader el día de hoy.

Según el comunicado que leyó el consultor, habiéndose agotado finalmente el proceso de suscripción y aprobación congresual del contrato definitivo con Pfizer, es a partir de este momento que se comenzará tanto el pago como la recepción de esta vacuna.

Este último contrato reemplaza íntegramente al primero, del cual recoge los términos ya suscritos por el Poder Ejecutivo y aprobados por el Poder Legislativo a inicios de este años, con la salvedad de que en esta ocasión se aumentó de 7.9 a 9.9 millones el número de dosis contratadas, cuya contraprestación total también aumentó de 95.9 a 119.9 millones de dólares.