El pasado jueves el Gobierno formalizó el trabajo doméstico en el país en el que se definió un salario mínimo de 10 mil pesos para las empleadas domésticas, así como su inclusión al Seguro Familiar de Salud bajo el régimen Contributivo-Subsidiado

SANTO DOMINGO.- Ante los nuevos lineamientos que obliga a empleadores a pagar un importe a la Seguridad Social de sus empleadas domésticas, ciudadanos consultados consideran que las autoridades debieron fijar un período de prueba para formalizar el contrato, al entender que las trabajadoras del hogar son muy inestables.

En torno al límite de horas diarias, María Monegro quien es Ginecóloga de profesión, precisó que por el trabajo que realiza se hace imposible tener una persona con estas restricciones de horarios.

El pasado jueves el Gobierno formalizó el trabajo doméstico en el país en el que se definió un salario mínimo de 10 mil pesos para las empleadas domésticas, así como su inclusión al Seguro Familiar de Salud bajo el régimen Contributivo-Subsidiado.

El régimen Contributivo-Subsidiado, es el único que no ha entrado en vigencia luego de la implementación del Seguro Familiar de Salud en el año 2007.