SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El gobierno dominicano negó ayer que esté expulsando a haitianos, como informó la organización de derechos humanos Amnistía Internacional, y explicó que los más de 800 casos registrados esta semana son emigrantes que intentaban entrar ilegalmente al país.

"Parece ser que hay una confusión puesto que desde el punto de vista legal no hay repatriaciones, sino detenciones de ingreso ilegal", dijo a la AFP el director de Migración del gobierno, Sigfrido Pared Pérez.

Agregó que "en ningún momento hay una ofensiva de repatriaciones masivas. Si fueran masivas estaríamos hablando de 5,000 o 10,000 en una semana".

El funcionario afirmó que las autoridades no están operando en ciudades y pueblos para repatriar a haitianos que ya residen en el país, sino que operan en puntos de control y peajes para detectar a personas que entraron ilegalmente.

Según Pared Pérez, estas acciones responden a la instrucción del ministerio de Salud Pública, en virtud del temor de la propagación del cólera, que viene de Haití. República Dominicana y Haití comparten la isla La Hispaniola, separados por una frontera de 376 kilómetros.

La ONU estima en 600,000 el número de haitianos que vivían indocumentados en la República Dominicana antes del terremoto que devastó Haití en enero de 2009, según un  informe de Amnistía Internacional.