[gallery link="file" ids="266185,266186,266187,266188"]

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Al celebrarse este martes el Día Nacional del Estudiante el presidente Medina encabezó la inauguración de cinco nuevas escuelas en la provincia de Azua.

Al pronunciar el discurso central del acto de inauguración Amarante Baret afirmó que de esa inversión un millón 630 mil 456 estudiantes se benefician directamente del desayuno escolar; 202 mil estudiantes y profesores reciben el almuerzo en los 579 centros educativos integrados al nuevo sistema de la Jornada de Tanda Extendida y otros 170 mil estudiantes recibieron sus uniformes, zapatos y medias durante este año escolar.

El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, reveló que el Gobierno invierte este año más de 12.500 millones de pesos en beneficio directo de los 1.983.909 estudiantes inscritos en las escuelas públicas del país.

Los planteles inaugurados por el presidente Medina son el liceo Profesor Juan Bosch, liceo Sagrado Corazón de Jesús, la escuela básica El Higüero, en el municipio Peralta; la escuela básica Luis Ramírez, en el kilómetro 15 de Azua y el liceo Ana Elpidia Sánchez, ubicado en Las Charcas, que en total suman 60 aulas.

 

Agregó que otros 49 mil 61 estudiantes del nivel medio reciben un bono escolar que el año pasado ascendió a 201 millones 773 mil pesos, en tanto que el ministerio de Educación distribuyó 7 millones 732 mil 951 unidades de libros y cuadernos de trabajo en todo el sistema educativo.

Resaltó que los estudiantes de todo el país "al fin tienen un gobierno y un presidente que se ocupa de la escuela y sus estudiantes".

"No es justo" agregó "que un pequeño grupo de privilegiados tenga acceso a una buena educación y luego consigan los mejores empleos en el mercado laboral dominicano, mientras la inmensa mayoría de nuestros estudiantes apenas aprenden lo elemental para sobrevivir".

Amarante Baret alentó a los estudiantes al señalar que "esa triste realidad ya hemos comenzado a superarla, pues el plan que ha diseñado el Presidente Medina lo que busca es que los hijos de los más pobres reciban la mejor educación posible, con todos los recursos científicos, tecnológicos y del conocimiento puestos a su servicio".

Manifestó que con esta Revolución Educativa en marcha, en pocos años la nueva generación de bachilleres egresada de la escuela podrá no sólo llegar a la universidad, sino que en el esquema de fortalecer y expandir la educación técnico-profesional que tiene el gobierno, podrán ingresar al mercado laboral y así ganarse la vida y poder ayudar a sus padres