TAMBORIL, República Dominicana.- El presidente Leonel Fernández inauguró este jueves el proyecto habitacional INVI-Villa Progreso Tamboril y el comedor económico de Navarrete, construidos por el gobierno a través del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), a un costo superior a los 200 millones de pesos.

El complejo habitacional que tuvo un costo de 194 millones de pesos, consta de 256 viviendas destinadas a familias damnificadas del barrio Carlos Díaz, afectadas por derrumbes que se produjeron en el año 2009, en la Cordillera Septentrional.

Este proyecto se suma a otros similares levantados por el INVI con fondos de la Corporación Andina de Fomento, conjuntamente con una contrapartida del Estado dominicano.

La obra consiste en 16 edificios de dos niveles de 40 metros cuadrados y localizados en un área de 10 mil 240 metros cuadrados.

Están provistos de agua potable, alcantarillado sanitario, planta de tratamiento de aguas residuales, electrificación exterior, asfaltado de calles, aceras y contenes, parqueo, drenaje pluvial y áreas verdes.