Las autoridades han establecido que esta cuarta dosis es opcional y se va a iniciar con el personal de salud y farmacéutico, personas mayores de 60 años.

SANTO DOMINGO.- Con el objetivo de reforzar el sistema inmunológico de la población residente en el país, el Ministerio de Salud Público dictó este lunes la resolución 69 mediante la cual instó a colocarse una cuarta dosis.

La vacuna podrá ser aplicada a los mayores de 18 años con no menos de seis meses posteriores a la colocación se la tercera dosis iniciando con el personal de salud y farmacéutico, seguido de los adultos mayores 60 años y los que tengan algún tipo de comorbilidad.

El Ministerio de Salud Pública aprobó este lunes la aplicación de una cuarta dosis de vacuna contra el covid-19 la cual deberá ser aplicada seis meses después de la tercera y de manera voluntaria.

Además dispuso que a partir del 31 de enero del próximo año será necesario tener las tres dosis aplicadas para acceder a los lugares públicos.

Mediante la resolución 000069 el gobierno dominicano oficializó la cuarta dosis anticovid luego de que este fin de semana se confirmara la circulación de la variante ómicron en República Dominicana.

Esta cuarta dosis es opcional y podrá ser aplicada a partir de los seis meses después de la persona haber recibido la tercera dosis, establece la resolución.

Las autoridades han indicado, asimismo, que a partir del 31 de enero del año 2022 las personas con 18 años en adelante tendrán que presentar su tarjeta de vacunación o certificado con tres dosis, contratio a la resolución 000048 de octubre del 2021 del Mispas que establecía solo la confirmación de dos dosis en el Esquema de Vacunación Principal.

Las autoridades han establecido que se va a iniciar con el personal de salud y farmacéutico, personas mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas entre ellas diabetes, hipertensión, obesidad, asma, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal y cáncer.

Asimismo continuarán con el personal de primera línea de las Fuerzas Armadas (Ejército, Armada y Fuerza Aréa) y la Policía Nacional, docentes, periodistas y todas las personas que así lo requieran por condición especial.

En uno de sus considerandos, la resolución establece que "en virtud de la evolución epidemiológica de la COVID-19 en el país es necesario revisar constantemente las medidas edoptadas para combatir la pandemia, para continuar el avance de la inoculación a través de la vacunación de la población nacional, ya que se han elevado los casos de la covid-19, sin que esto haya repercutido en incrementeo de las ocupaciones hospitalarias, demostrando la efectividad de las vacunas para evitar casos graves".

De inmediato, el presidente de Colegio Médico Dominicano, Rufino Senen Caba, se mostró de acuerdo con la disposición y llamó al personal sanitario a iniciar el proceso de inoculación.

Asimismo, el ministerio de Salud Pública también estableció que será obligatorio tener la tercera dosis de vacuna aplicada para acceder a los lugares públicos y privados de uso público.

La medida entrará en vigencia a partir del 31 de enero del próximo año cuando será exigida la presentación de la tarjeta de vacunación con la tercera dosis aplicada.

Quienes a partir de esa fecha no hayan completado el proceso de inoculación deberán presentar una prueba PCR negativo con no menos de siete días de haber sido realizada.

Además será aceptado como válido mostrar tarjeta de vacunación emitidos fuera del país.

En la actualidad en el país se ha vacunado con 2 dosis a 5,6 millones de personas, mientras que 1,4 millones se han puesto una tercera dosis, de acuerdo con los datos oficiales.

El pasado sábado el Ministerio de Salud Pública informó sobre el primer caso de la variante ómicron de la covid-19 en el territorio nacional, detectado en una persona que llegó desde Sudáfrica, mientras que investiga otros posibles casos.

El país acumula 414.704 casos de covid-19 y 4.238 decesos a causa de la enfermedad.

Actualmente hay 255 personas hospitalizadas por el virus, lo que representa el 11 % de las camas disponibles.

En tanto, 71 pacientes están ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI), que están al 12 % de su capacidad, mientras que 64 personas requieren de respiración asistida, por lo que están en uso el 14 % de los ventiladores.