Pese a que la dosis de refuerzo protege a la población, incluso de la variante delta, las autoridades sanitarias evaluarán si mantienen sus efectos contra la recién detectada ómicron.

SANTO DOMINGO.- Al manifestar que la vacuna es el arma letal contra el COVID-19, el gobierno reafirmó este jueves la efectividad de la aplicación de la dosis de refuerzo de la vacuna anticovid, tras realizar un estudio la Universidad de Yale.

“A quien todavía no ha accedido a esta dosis de refuerzo lo motivamos, con todas nuestras fuerzas y en base a la ciencia, a que lo hagan, por favor háganlo”, manifestó el presidente Luis Abinader durante la presentación del estudio HeteroVacRD.

Esta investigación, realizada en conjunto con la Universidad de Yale, buscaba determinar si había seguridad en la aplicación de la tercera dosis e inmunogenicidad o cantidad de anticuerpos una vez se tenía el esquema completo.

De acuerdo con las conclusiones presentadas por el asesor especial del Ministerio de Salud Pública para la respuesta del COVID-19, Eddy Pérez-Then, aplicar la tercera dosis o vacuna de refuerzo en pacientes inoculados con Sinovac o AstraZeneca es seguro y no presenta síntomas adversos mayores.

Esto al determinar que los síntomas más frecuentes de las 306 personas que sirvieron de muestra para el estudio fueron dolor de cabeza y en el área donde recibieron la inyección, mientras que la media de anticuerpos antes de aplicarse la tercera dosis era de 169 y luego aumentó a 7,125, para finalizar en 2,495, que, aunque baja, protege unas 14 veces más, que al aplicarse solo dos dosis, destacó Pérez.

Asimismo, consideró que aplicar una tercera dosis a la población mayor a 18 años con Pfizer fue una “estrategia muy acertada y eficiente” y recalcó que una persona vacunada con el refuerzo de este fármaco esta mucho más protegida.

Aunque indicaron que las tres dosis contra la enfermedad protegen a la población, incluso de la variante delta, las autoridades sanitarias evaluarán si es efectiva contra la recién detectada mutación ómicron, del que ya confirmó un caso en Estados Unidos.

En otro orden, las autoridades reiteraron que no habrán restricciones en el país por las festividades navideñas.