La funcionaria indicó que los mil 500 millones de dólares que se ahorrará el Estado con esta negociación se invertirá en distintas áreas como salud, educación y generación de empleos.

SANTO DOMINGO.-Para la terminación del contrato de la Autovía del Nordeste el Gobierno ya tenía presupuestado los recursos que pagará para poner fin al acuerdo del peaje sombra, por el cual el Estado había pagado desde hace 13 años a la fecha casi 27 mil millones de pesos, según informó este viernes la vicepresidenta Raquel Peña.

Los 410 millones de dólares que conllevará la consumación de este acuerdo, serán pagados con recursos que ya tenía contemplado el gobierno, por lo que no se incurrirá en nuevos préstamos, según la vicepresidenta.

Raquel Peña, aseguró la negociación se traducirá en beneficios económicos para el país, debido a que este supone un ahorro de mil 500 millones de dólares que podrán ser invertidos en distintas áreas prioritarias.

“Eso traerá un beneficio económico al pueblo dominicano que será invertido en aquellas áreas que más lo necesitan como salud, educación y creación de empleos”, dijo.

Por su lado, el vocero de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados calificó la decisión como un paso trascendental e indicó que la administración del peaje ahora pasará a un fideicomiso.

“Viajar hasta los pueblos del nordeste del país representa un alto costo por pago de peaje dinero que no iba al fisco dominicano si no que iba a manos privadas”, sostuvo Julito Fulcar.

Desde la oposición, también saludan la iniciativa aunque hacen algunas aclaraciones sobre quién firmó el contrato de la autovía de Samaná, cuestionada por el alto gasto en que incurría el Estado debido al déficit vehicular que se registra en esa vía.

El contrato con la concesionaria colombiana por Autopista del Nordeste se adjudicó 1999, el Congreso Nacional lo aprobó en 2002 y la vía se inauguró en diciembre del 2008 y tuvo un costo de 154 millones de dólares.

Por el contrato del peaje sombra estaba pendiente de pagar mil 900 millones hasta la fiscalización del acuerdo que era en el 2038.