El exdirector de Portuaria asegura no tener ningún tipo de relación de acción ilegal en el desempeño de sus funciones y que está a la disposición de las autoridades ante cualquier citación.

Santo Domingo.- El exdirector de Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom), Víctor Gómez Casanova, aseguró este miércoles que el expresidente Danilo Medina, ni su hermano Alexis Medina, principal implicado en el caso Antipulpo, nunca lo llamó para solicitarle algún tipo de favor en beneficio de terceros, el suyo propio o su familia.

“Ni al señor Alexis Medina ni a ningún familiar de él, nunca Danilo Medina siendo presidente de la República me llamó para pedirme que le diera ningún tipo de facilidad a ninguna persona que fuera familiar de él”, afirmó.

Al mismo tiempo, el exfuncionario respondió a la vinculación hecha por el Ministerio Público en el expediente del entramado de corrupción supuestamente liderado por Alexis Medina, el cual se favoreció de jugosos contratos con el estado, gracias a los vínculos sanguíneos con el exmandatario.

Al ser entrevistado en un programa radial, Gómez Casanova respondió a lo dicho por el órgano persecutor, el cual indica que producto del tráfico de influencias que supuestamente ejercía Alexis Medina, consiguió que Gómez Casanova, en su condición de director en Apordom, lo ayudara a localizar un puerto para el desembarco de mercancía de la empresa de Sammy Sosa.

Indicó que cuando llegó al cargo en septiembre de 2016, encontró un expediente con una deuda de la empresa Cementos Andino Dominicanos, la cual tenía una concesión del puerto de Pedernales y unos terrenos en el puerto de Boca Chica.

"Cuando uno de los representantes de esa empresa (Cementos Andino) se presentó ante nosotros y nos dijo: nosotros ya prácticamente estamos en la quiebra, nosotros no hemos podido cumplir los compromisos que debemos con ustedes como Autoridad Portuaria Dominicana, nosotros estamos en negociación con una empresa, que quiere que nosotros le hagamos una cesión de derecho sobre el contrato de arrendamiento de unos metros que tenemos en el puerto de Boca Chica y una posibilidad de atraque de barcos en el muelle número 1 del puerto de Boca Chica.

Añadió que su respuesta fue que "ya corresponde a una negociación de ustedes como sector privado entre empresas del sector privado a nosotros como Autoridad Portuaria Dominicana lo que nos interesa es que se salde la deuda, que ustedes paguen al Estado".

Explicó que luego, uno meses después "uno de los señores que está imputado en el expediente nos pidió una cita y nos envió una carta y nos dijo que tenía una negociación con esa empresa, porque representando al señor Sammy Sosa y un hermano del señor Sammy Sosa se nos presentó también para dar aval a lo que esta persona me estaba diciendo que ellos querían invertir en la importación de AC-30 y que necesitaban un espacio en algún puerto para poder atracar el barco y hacer la descarga del AC-30".

Víctor Gómez Casanova manifestó que ante la propuesta realizada por la empresa Cementos Andino, le respondió que hay varias opciones para analizar desde el punto de vista técnico jurídico donde se puede hacer, "y encargamos a un equipo técnico jurídico de la institución para analizar varias alternativas".

"Posteriormente ellos vinieron donde mí y me trajeron una carta diciendo que la posición que más le conviene es ésta en Boca Chica, porque es la más cercana a la capital, porque las otras alternativas eran Barahona, Arrollo Barril, Manzanillo, en Haina no se podía porque estaba lleno, Caucedo no hace ese tipo de operaciones. Entonces acordamos que en Boca Chica ellos lo podían hacer, pero si pagaban la deuda que tenía la empresa anterior que era Cemento Andino".

Gómez Casanova afirma que durante el trato con la empresa negociadora, le dijo que si se comprometían a pagar la deuda que la empresa Cemento Andino tenía con el Estado, Autoridad Portuaria no se oponía a que el barco llegue al puerto de Boca Chica.

"Si ustedes hacen el compromiso con esa empresa, pero honran el compromiso de la deuda que esa empresa tiene con nosotros con el Estado dominicano a través de Autoridad Portuaria, nosotros no tenemos objeción en aprobar esa sección entre ustedes como empresa privada para que entonces el barco esté llegando".

Gómez Casanova indicó que, en ese caso, aprovechando la coyuntura de una empresa que estaba quebrada, le cedió legalmente un derecho de contrato por el arrendamiento de un espacio en el puerto de Boca Chica para que se mantuvieran las operaciones y para que pudieran pagar la deuda.

El exdirector de Portuaria asegura no tener ningún tipo de relación de acción ilegal en el desempeño de sus funciones y que está a la disposición de las autoridades ante cualquier citación.

"Toda la parafernalia que se ha hecho con mi nombre, acusándome de esto, de aquello y de todo cuanto se pueda presentar y Víctor Gómez Casanova y sus hijos y su familia y su padre y sus hermanos en un paredón moral, en un fusilamiento moral, porque las redes sociales le dan la gana de decir esto y porque aquel le da la gana de opinar y porque aquel le da la gana de publicar".

El Ministerio Público asegura en el expediente Antipulpo que Gómez Casanova fue contactado para que diera facilidades portuarias a Sammy Sosa, quien entraría al negocio del AC-30, esto luego de que el expelotero se acercara a Juan Alexis Medina para que en su condición del hermano del presidente le ayudara.

El expediente señala que las gestiones de Gómez Casanova fueron efectivas, ya que “llevaron a que la empresa Cementos Andino Dominicanos, S.A. y la empresa Overseas Petroleum Group S.R.L., firmaran un acuerdo para traspasar los derechos que Cementos Andino Dominicanos, S.A, tenía con Autoridad Portuaria Dominicana, para que la empresa, gestionara y operara dichas áreas arrendadas, así como para hacer uso del muelle No.1, del puerto de Andrés Boca Chica”.

Supuestamente, el 28 de noviembre del 2016, la Autoridad Portuaria Dominicana (APORDOM), legalmente representada por su Director Ejecutivo, Víctor Gómez Casanova “firmó con Overseas Petroleum Group, SRL, debidamente representada por su Gerente general el acusado Julián Esteban Suriel, un contrato de arrendamiento que implicó que APORDOM otorgara a título de arrendamiento a favor de Overseas Petroleum Group, SRL.