Algunas de las familias que viven en la ribera del río fueron trasladados por la Defensa Civil al Centro Educativo El Túnel, pero ahí sólo podrán pernoctar 48 personas en las seis aulas que fueron habilitadas como refugio.

SANTO DOMINGO.- Sin tener adonde ir, familias que residen en sectores de alto riesgo del Gran Santo Domingo esperan ser evacuados por los organismos de socorro, mientras ven cómo algunos vecinos ya se trasladaron a casas de familiares en zonas más seguras.

La preocupación entre los residentes en el sector El Túnel de Capotillo aumenta cada minuto al ver que deberán enfrentar las lluvias en sus casas en la ribera del río a falta de alojamiento en otro lugar.

Tras perder varios electrodomésticos durante el paso de la tormenta Fred, Alejandro Antonio ahora comenzó temprano a subir los enseres que le quedan en blocks y mesas para evitar que también se les dañen.

 

Algunas de las familias que viven en la ribera del río fueron trasladados por la Defensa Civil al Centro Educativo El Túnel, pero ahí sólo podrán pernoctar 48 personas en las seis aulas que fueron habilitadas como refugio.

Cándida Manzanillo, quien vive con su esposo y tres nietas, pasó la tarde del domingo recogiendo sus últimos ajuares para no perderlos, ante la posible crecida del río Ozama que colinda con las paredes de su vivienda.

Con muros de blocks recién colocados en las entradas de sus hogares los residentes de Los Guandules tratan de contener un posible desbordamiento de la cañada de Bonavide.

Al asegurar que el río Ozama llegó hasta sus casas durante el paso de la tormenta Fred, residentes del sector La Ciénaga que no tienen donde refugiarse esperan ser evacuados.

 

Cuando ya se siente una ligera brisa, que pronostica que se acerca la tormenta, los moradores de los diferentes sectores recorridos, esperan que los estragos de este fenómeno atmosférico no sean tan fuertes como los de la Tormenta Fred y así no perder una vez más las pertenencias que lograron recuperar luego de las últimas lluvias.