En ese sentido el sector médico insiste en establecer medidas estrictas de higiene y distanciamiento y recomiendan al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre a velar porque se cumpla con la capacidad establecida a la hora de montar a un pasajero.

SANTO DOMINGO.- Ante el inminente levantamiento del toque de queda en el Distrito Nacional y dado la gran cantidad de personas que a diario se trasladan a esta demarcación desde provincias vecinas como Santo Domingo y San Cristóbal, que se encuentran entre las más rezagadas en el proceso de vacunación, el transporte público y su tradicional hacinamiento podrían provocar una propagación de Coronavirus, según especialistas consultados.

El sector médico insiste en establecer medidas estrictas de higiene y distanciamiento.

Aunque en ciertas horas del día se respeta el máximo del 60 por ciento de pasajeros y son pocos los que no usan mascarillas, en horas pico el panorama se torna distinto y el distanciamiento físico es casi nulo.

Especialistas aseguran que ese situación se podría empeorar a partir del lunes cuando se elimine el toque de queda en el Distrito Nacional que ya tiene vacunado poco más del 77 por ciento de su población.

En ese sentido, la epidemióloga Jacqueline Medina recomendó al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre a velar porque se cumpla con la capacidad establecida a la hora de montar a un pasajero.

La provincia de Santiago, Santo Domingo, y el Distrito Nacional siguen siendo las dos demarcaciones que concentran el mayor número de nuevos casos de coronavirus.

Mientras, será a partir del próximo miércoles  cuando las autoridades de salud realicen una jornada masiva  de toma de muestras en distintas zonas del país donde se aglomeran personas para detectar a aquellos positivos que no presentan síntomas.