Algunos haitianos que ya residen en República Dominicana advierten incluso que si los obligan a vacunarse, prefieren regresar a Haití.

SANTO DOMINGO.- La aceleración de los contagios del coronavirus en Haití, que ha preocupados a la Organización Panamericana de la Salud, no genera mayor temor entre la población haitiana que cruzan a diario la frontera para hacer compras en Dajabón y que, por creencias religiosas, aseguran que no se vacunarán y se mantendrán inmunes con infusiones u otros brebajes.

Algunos haitianos que ya residen en República Dominicana advierten incluso que si los obligan a vacunarse, prefieren regresar a Haití.

Muchos de los habitantes transfronterizos, aquellos entran y salen diariamente de República Dominicana para trabajar, insisten que no se vacunarán y que sólo aplicarán otros métodos para combatir los posibles efectos del virus.

 El rechazo a la inoculación es común entre ciudadanos haitianos, tanto para los que viven en Haití, como en República Dominicana. Algunos advierten incluso en tomar medidas drásticas si los obliga a vacunarse.

 Explican que otro de los motivos a tal apatía radica en creencias religiosas, pues aseguran el covid-19 representa a “La Bestia”, una figura asociada al demonio.

 Para contrarrestar esas creencias, la Mesa Nacional Para las Migraciones y Refugiados aquí en el país desarrollan diversas actividades y presenta documentales en creole para concienciar sobre la urgencia de inocularse.