Para quienes ya lograron hablar con sus parientes, la angustia no desaparece, pues temen que posibles réplicas del sismo generen más destrucción.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- La tragedia en Haití generó luto, temor e incertidumbre entre la comunidad haitiana en el país por carecer de información de sus parientes y de sus bienes en la vecina nación.

 

Cada minuto que pasa crece la incertidumbre; muchos inmigrantes desconocen si sus familiares fueron afectados por el terremoto.

María Elena confirma que se comunicó con sus padres y se encuentran bien, pero perdió el contacto con sus demás familiares que viven en Jeremie, una de las localidades más afectadas por el sismo.

 

 

A diferencia de María Elena, otros no han podido establecer ninguna comunicación con sus familiares y allegados y temen lo peor.

 

Para quienes ya lograron hablar con sus parientes, la angustia no desaparece, pues temen que posibles réplicas del sismo generen más destrucción.

 

 

Las organizaciones que conforman el grupo Solidaridad Dominicana con Haití hicieron un llamado al presidente Abinader a enviar lo antes posible ayuda humanitaria a la zona afectada.

 

El ministerio de defensa de la República Dominicana enviará helicópteros para inspeccionar las zonas devastadas, luego del terremoto y por instrucciones del presidente Abinader, el país dará todo el apoyo que soliciten las autoridades haitianas.