Por: Vladimir Núñez.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Haitianos que trabajan como obreros en el sector de la construcción manifestaron que logran entrar al país de manera ilegal luego de pagar entre tres y cinco mil pesos en la frontera donde dicen opera una mafia desde hace muchos años.

Ambioris Polika, quien labora como obrero en una de las edificaciones que se levantan en el proyecto Ciudad Juan Bosch, explicó la forma en que se cobra el dinero en la frontera.

Poliká dijo que no haría resistencia si las autoridades de Migración se presentan a lugar con el fin de repatriarlo a su país, pese a tener sus documentos.

José Sainfó, quien reside en el país desde hace 12 años, dijo que es un deber de las autoridades dominicanas deportar a quien esté de manera irregular.

Odí Pie, quien es obrero en la reconstrucción de la Maternidad San Lorenzo de Los Mina, advirtió que si es repatriado volvería a entrar al territorio dominicano.

La mayoría de los obreros que trabajan en la construcción de las edificaciones que se levanta en el proyecto Ciudad Juan Bosch y la Maternidad San Lorenzo son de nacionalidad haitiana.

Los haitianos que laboran en la construcción sugieren al gobierno que antes de deportarlos a su país investigue en la frontera de qué forman los logran entrar al territorio dominicano sin documentos