Los parientes de Casado demandan una investigación al considerar que el fuego pudo haber sido por criminales.

Por: Gabriela Andujar

Santo Domingo.- Un comerciante murió calcinado dentro de su negocio en el sector La Ureña de Santo Domingo Este en lo que sus parientes aseguran se trató de un hecho criminal y exigen una investigación, ya que la víctima había sido objeto del acecho de delincuentes.

El humo y las llamas del fuego fue lo que despertó a los residentes de la calle Santiago Apóstol del sector La Ureña, cuando se percataron que se incendiaba el negocio en el que José Casado vendía almohadas. Aunque aún se desconoce el origen del siniestro, sus familiares aseguran que se trató de un robo.

“Yo estaba durmiendo y mi mamá también, nosotros nos dimos cuenta fue por la bulla de la gente y eso, nosotros no sabíamos lo que estaba pasando, cuando nosotros salimos para afuera es que nos enteramos de la situación y es que vemos a nuestro hermano muerto”, dijo Rafael Sosa, hermano del occiso.

Asimismo Lucía Abad, tía del occiso expresó “a mí me duele mucho que el haya muerto quemao, yo soy su tía, y me duele mucho yo ahí sentá lo veía trabajando día y noche y sábado y domingo él era muy serio y el que la hace la paga y hay que hacer justicia”.

Los parientes de Casado demandan una investigación al considerar que el fuego pudo haber sido por criminales.

Consternados por el suceso, allegados y vecinos se suman al clamor de la familia y tras exigir a las autoridades esclarecer el hecho, manifiestan su temor por el azote de la delincuencia en este sector.

Familiares de la víctima esperan que el INACIF entregue el cuerpo del fallecido este jueves, para posteriormente velar sus restos en el multiuso de este sector, de La Ureña.