Así expresaban su dolor familiares y amigos de la pareja de hermanos contra quien Ángelo Santana disparó a quema ropa muriendo ambos al instante.

SANTO DOMINGO.- Un velo de especulaciones se tejen  sobre las razones que habrían motivado a Ángelo Santana a atacar a tiros indiscriminadamente a más de una decenas de personas, perdiendo la vida seis de ellas, cuyos restos fueron sepultados este lunes en medio de dolor y profundo pesar entre familiares y amigos que le dieron el último adiós.

Mientras la Policía profundiza las investigaciones para establecer las causas que generó la tragedia en el sector 21 de enero en Higüey, provincia La Altagracia.

Así expresaban su dolor familiares y amigos de la pareja de hermanos contra quien Ángelo Santana disparó a quema ropa muriendo ambos al instante.

Digna y Michael Cuevas Rijo salieron en busca de un regalo para su padre, y es una tienda de celulares que el pistolero los ataca a tiros.

Los hermanos Cuevas residían en el sector Los Rosales y fueron tiroteados en la parada de Kinito donde llegó Santana, tras recorrer varios kilómetros luego de herir a su esposa Angélica Acosta.

En el sector  21 de Enero permanece el pánico por la forma tan rápida en que ocurrieron los hechos sangrientos, y pocas personas se atrevían a hablar ante las cámaras.

De las seis personas que resultaron heridas, solo continúa hospitalizada la pareja del pistolero, quien murió a manos de la Policía.

La manera en que ocurrieron los hechos refleja que en el país no hay control que permitan garantizar seguridad a la población.

El Consejo de Regidores tiene previsto solicitar de manera formal a la Alcaldía de Higüey tres días de duelo por la tragedia que mantiene enlutecido este municipio.