SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro y presidenta del Centro de Educación Sexual (Cenesex), se mostró este miércoles en Santo Domingo pesimista ante un posible cambio en la política de Estados Unidos hacia la isla.

La sexóloga reconoció que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha eliminado algunas de las restricciones que su antecesor, George W. Bush, impuso al país, pero, preguntada por periodistas acerca de estos cambios, dijo que no significan la eliminación del bloqueo económico y comercial que EE.UU. impuso sobre Cuba hace medio siglo.

"Yo lo veo a Obama con muchas dificultades para cambiar cosas. Ojalá se dé el milagro de que Obama logre quitar el bloqueo, pero lo veo muy difícil", señaló en un encuentro con la prensa Mariela Castro, quien mañana dictará una conferencia en la universidad estatal con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Preguntada sobre las reformas que lleva a cabo su padre desde que asumió la jefatura del Estado cubano en 2006, Mariela Castro se limitó a definirlas como "revolucionarias".

Por otra parte, la presidenta del Cenesex admitió que su país sigue siendo "homofóbico", pero negó que en la isla se persiga o se aprese a las personas por su orientación sexual.

"Cuba sigue siendo una sociedad homofóbica, pero respeta los derechos" de los homosexuales, aseguró Castro, quien desde hace años promueve proyectos de reformas legales en su país a favor de las minorías sexuales.

La sexóloga cubana destacó algunas de las iniciativas adoptadas por la institución que dirige a favor de los derechos de este colectivo, entre las que citó un proyecto de ley presentado al Parlamento para modificar el Código de Familia.

Asimismo, una resolución del Ministerio de Salud orientada a la atención a las personas transexuales.

Sobre la visita que realizará el Papa Benedicto XVI a la isla a fines de marzo, la sexóloga dudó que le vea y en todo caso dijo que tampoco hablaría con el sobre el tema del aborto porque, argumentó: "no voy a resolver nada diciéndoselo".

"Mi voz no tendría ningún valor", aseguró Mariela Castro, quien estuvo anteriormente en Santo Domingo en 2009.

Sobre la salud de su tío, el expresidente Fidel Castro, Mariela Castro aseguró que no le ve desde antes de que éste se sometiera en 2006 a una operación por una grave enfermedad intestinal, que le obligó a delegar sus cargos políticos en su hermano Raúl.

Dijo que se entera de la situación del exgobernante cubano por lo que sale en la prensa, pero que le da "mucha satisfacción" que éste vaya evolucionando en su estado de salud.

No obstante, a su padre, Raúl Castro, si le ve con frecuencia, indicó la sexóloga.

Sobre el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien se recupera en la isla cubana tras una operación en la que se le extrajo un nuevo tumor canceroso, señaló que no lo ha visto e, incluso, aseguró, que no ha tenido la "oportunidad" de conocerle