La carne, que  por tradición forma parte del plato de los dominicanos, ha sido sustituida por aquellos ingredientes que por su poca demanda aún permanecen a costos asequibles.

SANTO DOMINGO.- Las amas de casa de distintos barrios del Gran Santo Domingo se quejan del incremento en los precios de la canasta familiar y aseguran han tenido que cambiar los ingredientes de la dieta diaria, a pesar de que el presidente Luis Abinader afirmó este fin de semana que el gobierno ha aumentado la productividad agrícola con el fin de garantizar la alimentación de la población. 

Así se lamenta Paula Ferreras, madre de dos hijos, quien asegura que debido al alto costo de los alimentos de la canasta básica, solo puede hacer sus compras en los colmados para rendir el presupuesto del que diariamente dispone. 

La señora Paula quien padece de una desviación en la columna, la cual le impide trabajar, narra que a pesar de recibir ayuda económica de sus hijos, no es suficiente y se ha visto en la obligación de sustituir algunos alimentos que antes formaban parte de su mesa.  

De igual manera la señora Guadalupe, nos cuenta que al menos una vez al mes puede acompañar sus comidas con algún tipo de carne. 

La carne, que  por tradición forma parte del plato de los dominicanos, ha sido sustituida por aquellos ingredientes que por su poca demanda aún permanecen a costos asequibles.

Mientras que este sábado el presidente Abinader puntualizó que la política agrícola del país, ha sido construida con el esfuerzo y la participación de los actores públicos y privados, en la cual se introdujo reformas, financiamiento y monitoreo para garantizar la alimentación de la población.

Pese a las declaraciones del mandatario, las amas de casa claman a las autoridades que mantengan una estabilidad en los precios de los productos básicos, para que las familias de escasos recursos también puedan incluirlos dentro de su presupuesto.

Proconsumidor anunció este domingo que en los próximos días realizarán operativos en los comercios en todo el territorio nacional, con el fin de enfrentar la especulación de los altos costos de la canasta familiar.