SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un hombre, en las afueras del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, acusó este sábado a agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) de tener una persecución contra sus dos hijos de 19 y 22 años, a los cuales detuvieron alegadamente de forma ilegal.

El denunciante dijo que sus hijos Miguel Contreras y Miguel Ángel Contreras son jóvenes honestos que lo ayudan en su taller de sastrería y en su negocio de venta de pasteles en hojas.

José Contreras llamó a las autoridades de la institución antinarcótica a tomar carta en el asunto.