Su nombre es Luis Peña Valdez y según narró en El Despertador del Grupo SIN que todo se originó por el cobro de una deuda de 35 mil pesos que un ingeniero le debía.

SANTO DOMINGO.- Un albañil que estuvo preso en La Victoria por 12 años sin expediente ni audiencias ante un juez, se enfrenta hoy al reto de retomar su vida tras ser víctima y busca que se haga justicia en su caso investigando y sometiendo a quienes le robaron parte de su vida.

Su nombre esLuis Peña Valdez y según narró en El Despertador del Grupo SIN que todo se originó por el cobro de una deuda de 35 mil pesos que un ingeniero le debía.

Dijo que luego de acordar varios plazos, un día fue a la residencia del hombre al que solo conoce como “Moreno” y la esposa de este le dijo que no se encontraba, pero la niña de la casa delató la mentira y le dejó saber que el ingeniero sí estaba en la casa. Fue en estas circunstancias, narró la víctima, que el deudor llamó a policías y estos llegaron motorizados y se lo llevaron preso.

“Un secuestro ahí me tenían a mí”, así se refiere a su encarcelamiento que asegura se dio sin una orden de arresto, sin un fiscal y sin nunca ponerse de pie frente a un juez para saber de qué le acusaban.

Mientras estuvo recluido en la cárcel, a espera de que las autoridades aclararan su caso, su madre murió y se enteró a través de personas de la iglesia que visitaban el penal.

Aunque no hay forma de devolverle el tiempo arrebatado, hoy él y los abogados de la Comisión de Derechos Humanos que llevan su caso y le ayudaron a volver a la libertad esperan que el Estado responda por los daños e investigue las irregularidades similares que pueda haber en el sistema.

Manuel María Mercedes dijo que si el Estado no va a su ayuda los abogados están preparados para demandar.

“Nosotros vamos a crear un precedente, una demanda al Estado que podríamos llevarla nacionalmente o internacionalmente”, afirmó durante la entrevista.