Las informaciones indican que el hombre llegó a la banca Loteka donde laboraba la víctima y ahí consumó el homicidio-suicidio.

MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ.- La mañana de este domingo un hombre le quitó la vida a su expareja de un disparo en la cabeza en la comunidad de Toro Cenizo, en Nagua.

La occisa fue identificada como Wilmelda Calderón y su victimario, quien se suicidó luego de cometer el hecho, respondía al nombre de Jorge Luis.

Las informaciones indican que el hombre llegó a la banca Loteka donde laboraba la víctima y ahí consumó el homicidio-suicidio.

Los jóvenes tenían alrededor de veinte días separados y supuestamente la víctima se negaba a retomar la relación, situación por la que el victimario vivía celoso.

Calderón dejó en la orfandad a un par de mellizos que procreó con su verdugo.

El victimario laboraba en el Ayuntamiento de esa localidad.