Eduardo Vásquez, quien desde hace años, ha llevado una lucha en contra de los femenicidios y la violencia intrafamiliar, dice que su negocio es vender frutas en la calle, pero que el ayuntamiento no lo quieren dejar trabajar

SANTIAGO.- Un hombre con discapacidad se encadenó en señal de protesta ante los maltratos que dice ha estado recibiendo por parte de agentes de la Policía Municipal del ayuntamiento.

Eduardo Vásquez, quien desde hace años, ha llevado una lucha en contra de los femenicidios y la violencia intrafamiliar, dice que su negocio es vender frutas en la calle, pero que el ayuntamiento no lo quieren dejar trabajar.

Vásquez dijo que si el alcalde Abel Martínez, lo quiere ver muerto estará encadenado hasta tanto pueda tomar una decisión de que lo dejen trabajar.

Asimismo, entiende que debiera ser valorado tanto por el Gobierno como por las autoridades municipales ya que afirma desde hace más de 10 años, viene llevando una lucha en contra de los femenicidios.

El hombre se encadenó próximo a una parada de autobuses en la avenida Antonio Guzmán donde diariamente acude a vender sus aguacates.