El lugar permanece acordonado por un amplio contingente policial y hasta el momento hay ocho personas detenidas.

SANTO DOMINGO.- A palos y pedradas se enfrentaron decenas de personas en la sede de la Cruz Roja cuando Julio Capellán acudió a reclamar su posición de presidente de la organización, tras el fallo del Tribunal Constitucional, que ratificó como el primer vicepresidente luego de la muerte de Ligia Leureaux mientras estaba al frente de la entidad.

El lugar permanece acordonado por un amplio contingente policial y hasta el momento hay ocho personas detenidas.