Hombre de gran estatura y de constitución física fornida, se granjeaba rápidamente la simpatía a la gente que lo apreciaban de manera especial por su serenidad, la rectitud de su conducta, sus condiciones intelectuales y su porte distinguido, aunque nunca mostró vivencia de ingenio Horacio Vásquez contaba con 26 años cuando se inició en la política

SANTO DOMINGO.- Felipe Horacio Vásquez Lajara , fue un militar y político dominicano que ocupó la presidencia de la República Dominicana en dos periodos: 1902–1903 y 1924–1930. También fue presidente interino en 1899 el cual tenía el propósito de organizar y celebrar las elecciones de ese año. Esta es la historia.

Nació el 22 de octubre de 1860, en Estancia Nueva, próximo por los predios de Moca. Era hijo de Basilio Vásquez y Ramona Lajara En la década de 1880, contrajo matrimonio con María de los Ángeles, Trinidad de Moya Pérez (1863–1941), conocida como Trina de Moya, una fina mujer de gran espiritualidad que cultivaba la poesía.

Vásquez adquirió importantes conocimientos, de adulto se dedicó a las labores agrícolas y comerciales, viajando con frecuencia a La Vega, en la cual estaba relacionado con su familia de importancia social. Hombre de gran estatura y de constitución física fornida, se granjeaba rápidamente la simpatía a la gente que lo apreciaban de manera especial por su serenidad, la rectitud de su conducta, sus condiciones intelectuales y su porte distinguido, aunque nunca mostró vivencia de ingenio Horacio Vásquez contaba con 26 años cuando se inició en la política pocos días más tarde de estallar la Revolución de Casimiro de Moya, al ser atacada la ciudad de La Vega por tropas insurrectas, se destacó en su defensa, solidarizándose con el gobierno que encabezaba Alejandro Woss y Gil pero que en realidad tenía como figura relevante a Ulises Heureaux (Lilís) .

A su regreso al país se dedica nuevamente a la actividad comercial en compañía de Ramón Cáceres, su primo, y Federico Velásquez. A Horacio Vásquez, le llegó la noticia de que habían impartido órdenes para asesinarlo y enteró de ello a su primo Ramón Cáceres quien odiaba a Lilís por responsabilizarlo de la muerte de su padre.

 

La reacción de Cáceres aceptada por Horacio Vásquez fue la consumación del asesinato de Lilís. Se impartió la conspiración y tan pronto como se produjo un momento favorable, el 26 de julio de 1899, Ulises Heureaux cayó asesinado.

Terminada la tiranía de Lilís no le fue posible mantener el poder al presidente Wenceslao Figuereo que había asumido el poder inmediata y constitucionalmente. Se produjo una sublevación militar bajo la dirección de Horacio Vásquez que formó en Santiago un gobierno provisional y, pese a que no se encontraba en el país, Juan Isidro Jiménez fue reconocido como líder principal del movimiento de Vásquez, quien investido como Presidente del Gobierno Provisiona,  gobernó el país desde agosto a noviembre de 1899, llamó a elecciones y, con su apoyo, Jiménez se presentó como candidato único obteniendo una abrumadora votación.