El café es una bebida elaborada de semillas tostadas y molidas de las plantas de café y es altamente estimulante en los seres humanos.

SANTO DOMINGO.- En honor a uno de los productos más importantes de la industria agrícola del país y la industria cafetalera, la República Dominicana celebra hoy el Día Nacional del Café.

Esta es una de las bebidas más importantes en el país caribeño, se podría decir; al despertar cada mañana, los hogares dominicanos se inundan del aroma que sale desde las grecas  o cafeteras eléctricas.

El café es una bebida elaborada de las semillas tostadas y molidas de las plantas de café y es altamente estimulante en los seres humanos por su cafeína.

Aunque gran parte del café que se produce en la República Dominicana se exporta a otros países, el consumo local es considerablemente alto. Esto genera la necesidad de importar el producto y mezclar cafés de otros orígenes con el grano dominicano y generar diversos sabores y aromas.

Producción de café dominicano

República Dominicana es un país tanto productor como consumidor de café. Las primeras plantaciones se remontan aproximadamente al año 1735 y fueron introducidas por los colonos españoles y franceses, quienes siguieron sus propias costumbres y preferencias, y aplicaron sus conocimientos para las prácticas de cosecha.

Tradicionalmente, el café ha sido una de las producciones agrícolas de la isla destinadas a la exportación, junto con el cacao, la caña de azúcar y el tabaco. Incluso, los cultivos forman parte de las atracciones turísticas del país, y ofrecen recorridos en los cafetales y demostraciones de tueste y molienda.

Los principales destinos de exportación del café dominicano son Estados Unidos, Japón, Italia y, en menor medida, otros países europeos.

Aunque en el país se cultivan muchas variedades de Coffea arabica, las dos variedades más difusas son Typica y Caturra.