Debido a la crecida del afluente y el peligro que representa, padres de familia dicen que no han podido enviar sus hijos a las escuelas hasta tanto el caudal del afluente no baje.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Al menos 100 familias de Rancho Arriba y Cabón, en La Víctoria, llevan 5 días incomunicados con Los Mercedes, La Ceiba y Los Castillo, debido a que el río Cabón se encuentra desbordado como consecuencias de las lluvias dejada por el huracán Fiona.

Como una odisea catalogan los residentes de Cabòn, en La Victoria, la crecida del río que lleva el mismo nombre de la comunidad, debido a que cuando se registran fuertes aguaceros quedan incomunicados hasta por una semana.

Los residentes de Chirino, de la provincia de Monte Plata; Rancho Arriba, Cabón, del Distrito Municipal La Victoria deben arriesgar sus vida al abordar una yola para poder adquirir sus productos de la canasta básica, como también para realizar otras diligencias.

Debido a la crecida del afluente y el peligro que representa, padres de familia dicen que no han podido enviar sus hijos a las escuelas hasta tanto el caudal del afluente no baje.

Juan Mañon lamenta que los productores de la zona que había tomado dinero prestado para realizar siembra de sus productos agrícolas como cacao, café, ahuyamas, cocos, aguacates lo perdieron todo.

Debido al peligro que representa la crecida del Río Cabòn, los comunitarios piden al presidente y demás autoridades que la los tomen en cuenta para la construcción de un puente, ya que la localidad se encuentra incomunicada cada vez que llueve por varios días.