SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Con el fin de promover el uso seguro de la biotecnología en el sector agrícola para optimizar la producción agrícola, mejorar la seguridad alimentaría, reducir la pobreza y conservar la  biodiversidad manejando de manera sostenible los recursos naturales, fue inaugurado en el país un laboratorio detección de Organismos Genéticamente modificados (OGM) y de Marcadores Moleculares, biotecnológico el único y el primero  en el Caribe y América Central.

La inauguración de este laboratorio es uno de los logros del proyecto de “Fortalecimiento de las Capacidades Institucionales y Nacionales para la Investigación en Biotecnología y Bioseguridad”, que coordinó el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI) financiado  por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en la que también participaron el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF).

Al encabezar el acto de inauguración la directora del IIBI, doctora Bernarda Castillo dijo que el IIBI es partícipe activo en el proceso nacional por el avance de las ciencias, haciendo aportes reales a la agenda científico-tecnológica dominicana de cara al futuro.

Tras agregar que ante la carencia absoluta de instancias para atender problemas concretos los cuales afectan sensiblemente la agricultura, sector estratégico de nuestra economía la presión que impone la recomposición mundial de bajo la globalización, nos forzaron a reexaminar seriamente su condición y buscar alternativas efectivas a su crisis y una de esta alternativa es la biotecnología, donde se apoya todo el accionar del IIBI.

Explicó que mediante este laboratorio se promoverá el uso seguro de la biotecnología en el sector agrícola para optimizar la producción agrícola, mejorar la seguridad alimentaría, reducir la pobreza y conservar la  biodiversidad manejando de manera sostenible los recursos naturales.

El laboratorio está totalmente equipado, con una inversión de 350 mil dólares en equipos y cuentas con técnicos  especializados, los cuales recibieron entrenamiento en Colombia, y México, además fueron asistidos en el país por especialistas de la Universidad de UTAH, de los Estados Unidos, chile, Panamá y Cuba.

El laboratorio de Organismos Genéticamente modificados (OGMs) y de Marcadores Moleculares está ubicado en Pantoja en el Centro de Biotecnología Vegetal (CEBIVE) que pertenece al IIBI.