Los abogados de los imputados esperan que el juez se acoja al artículo 151 del Código Procesal Penal Código Procesal

Santo Domingo.- Dos de los principales imputados en la operación Coral buscan que el caso se extinga en los tribunales al solicitar al juez de la Instrucción que intime a la procuradora general Miriam Germán Brito como figura superior del Ministerio Público para que presente acusación formal.

El mayor general Adán Cáceres Silvestre y la pastora Rossy Guzmán Sánchez, en pedimentos separados a través de sus abogados , buscan que el juez Raymundo Mejía, proceda a intimar a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, para que presente el expediente acusatorio definitivo.

Los abogados Cristian Alberto Martínez Carrasco, Francisco Álvarez Aquino, Romer Jiménez y Héctor López Rodríguez, esperan que el juez se acoja al artículo 151 del Código Procesal Penal Código Procesal que establece que“vencido el plazo de la investigación, si el ministerio público no acusa, no dispone el archivo ni presenta otro requerimiento conclusivo, el juez en los cinco días siguientes, de oficio o a solicitud de parte, íntima al superior inmediato y notifica a la víctima, para que formulen su requerimiento en el plazo común de quince días”.

En ese sentido, el magistrado deberá decidir respecto a la solicitud hecha por los imputados que guardan prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Hombre y Mujer, respectivamente.

El general Adán Cáceres y la pastora Rossy Guzmán están acusados de pertenecer a un supuesto entramado militar-religioso, desmantelado mediante la operación Coral, los que según el Ministerio Público distrajeron más de tres mil millones de pesos, aunque destacó que sólo el imputado Rafael Núñez de Aza, administró un monto superior a los 700 millones de pesos.