Mientras profundiza la investigación, la Fiscalía solicitó 18 meses de medidas cautelares en su contra de los implicados.

SANTO DOMINGO.- Aún con pocas habilidades tecnológicas, seis propietario de colmados, ya están detenidos, lograron defraudar con 14.2 millones de pesos en tan sólo dos días al programa de ayudas sociales mediante el uso de las tarjetas “Supérate”.

Mientras profundiza la investigación, la Fiscalía solicitó 18 meses de medidas cautelares en su contra de los implicados.

Los allanamientos a seis colmados de Villa Mella, Guerra y Santo Domingo Este y el arresto de sus propietarios apenas representa la punta del iceberg de un fraude masivo contra la Administradora de Subsidios Sociales, según el Ministerio Público.

De acuerdo con la solicitud de medidas de coerción, sólo entre el 18 y 20 de febrero, esos seis negocios realizaron durante la noche, cuando están prohibidas la operaciones de los programas sociales, ocho mil 659 transacciones ilegales por un monto total de 14 millones 207 mil pesos.

“Sea quien sea en este o cualquier caso el que se robe un chele de este gobierno va preso, escuchen bien va preso, así que esto no le tenga mayor dudas y eso es peor tratar de robarle a los programas como estos que es para los infelices, para los que lo necesitan”.dijo el presidente Abinader.

Según la directora del programa, aunque el principal modus operandi de los colmaderos era clonación de la tarjeta “Supérate”, también usaban otros métodos, como pasar las tarjetas de los beneficiario, decirles que carecían de fondos y de esa manera quedarse con el dinero.

“Estas bandas, estos grupos que están detrás de esta trama estos fraudes para las personas más necesitadas vas a caer todo el peso de la ley", sostuvo Gloria Reyes, directora del Programa Supérate.

Los detenidos son Bernardo Hernández, Odalis Florentino, Juan Felícita Guillén, Johnatan Martínez, Yanilda Rodríguez e Idalisis Maribel López.

A los seis detenidos se les conocerá la medidas de coerción el próximo domingo y se solicitará que el caso sea declaró complejo según el documento.

Al menos unas 35 mil familias han sido afectadas hasta el momento, aunque serán más de cincuenta los colmados que serán intervenidos en los próximos días.